PODCAST

Alimentando a Tres

Agosto 23rd, 2011

SRD082311

Mateo 25:31-46

Bienvenido a Reflejando a Dios.

Un viejo zapatero se enteró de que iba a recibir la visita del Señor. Aunque era pobre, decidió atender al Señor con la mejor hospitalidad que pudiera ofrecer. Compró una hogaza de pan muy fino, leña de olor fragante para hacer una fogata, y un par de zapatos nuevos para los pies del Maestro. Mientras esperaba, un niño hambriento llamó a su puerta. Compadecido, le dio la hogaza de pan. Cuando una anciana que se congelaba por el frío tocó a su puerta, el zapatero encendió un fuego con la leña de olor fragante. A un joven con los pies magullados y sangrantes le dio los zapatos finos.

Al caer la noche, el zapatero estaba decepcionado porque el Señor no le había visitado. “¿Por qué no viniste?”, oró. Pero Jesús le contestó, “He venido… tres veces.

Yo era el niño hambriento, la mujer con frío, y el hombre sin zapatos”.

Jesús nos enseña a cuidar de otros.

Abraza una vida santa… visita reflejandoadios.com.

Tags:

Agregue su comentario

MÁS POPULAR