El Devocional para hoy de Reflejando a Dios

El Juicio

Septiembre 14th, 2011

SRD091411

Éxodo 12:21-30

Bienvenido a Reflejando a Dios.

En la historia del Éxodo, Dios hizo una distinción entre el pueblo de Egipto y el pueblo de Israel (Éxodo 11:7). Otra manera de decir esto puede ser que Dios emitió su juicio entre estos que eran sus hijos, y aquellos que pertenecían al Faraón. Cuando los hijos de Israel aplicaron la sangre del cordero en los dinteles en obediencia a la palabra del Señor, ellos se identificaron a sí mismos como hijos de Dios. Y cuando llegó el tiempo cuando el Señor emitió su juicio sobre la tierra y todos los primogénitos fueron asesinados por “el exterminador”, los hijos de Dios se salvaron.

Vendrá un día cuando todas las personas de todos los lugares y de todos los tiempos nos pararemos ante el Señor en juicio. Los hijos de Dios, aquellos que fueron marcados con la sangre del Cordero, serán salvos y entraran a la vida eterna. La muerte no pasará sobre ellos.

En el gran y glorioso día en que el Señor regrese, ¿estaremos marcados por la sangre del Cordero? ¿Te reconocerá como uno de sus hijos?

Abraza una vida santa… visita reflejandoadios.com.