PODCAST

No Es El Final

Septiembre 8th, 2011

SRD090211

Éxodo 2:11-25

Bienvenido a Reflejando a Dios.

Aunque se crió en casa de Faraón, Moisés no pudo contenerse al ver a un egipcio golpear a “uno de los suyos”. Su intervención provocó la muerte del egipcio. A pesar de que Moisés intentó ocultar el cuerpo, la verdad salió a la luz. Los hebreos, incluso los adoptados por la hija del Faraón, no pueden matar egipcios y seguir viviendo.

Moisés pudo haber hecho mucho por su pueblo. Podría haberse convertido en su defensor dentro de la casa real. Tal vez podría haberse convertido en otro José y haber sido puesto en un lugar de gran autoridad. Esas esperanzas se desvanecieron como un espejismo con el acto impulsivo de Moisés. Lo único que podía hacer era huir hasta el otro lado del desierto.

A veces nos sentimos tentados a pensar que una acción precipitada puede arruinar para siempre el plan de Dios para nuestras vidas. Para Moisés no fue el final de su historia, un nuevo capítulo estaba a punto de comenzar. Este no era el final, ni siquiera la mitad de la historia.

Abraza una vida santa… visita reflejandoadios.com.

Tags:

Agregue su comentario

MÁS POPULAR