PODCAST

La Hija del Faraón Crio al Libertador de Israel

Septiembre 8th, 2011

SRD090111

Éxodo 2:1-10

Bienvenido a Reflejando a Dios.

Hay una historia de una viuda cristiana que vivía al lado de un ateo declarado. Él constantemente se molestaba por los himnos que ella entonaba y las oraciones que hacía en voz alta. Un día, a través de una ventana abierta, él alcanzó a escuchar la oración de ella, “Señor, nos enseñaste a orar por nuestro pan diario. Mi cheque no llegará hasta la próxima semana y no tengo nada para comer. Confío en que tu proveerás”.

El ateo pensó, “Esta es mi oportunidad para darle una lección”. Fue al supermercado y compró dos bolsas con víveres. Con cuidado puso las bolsas afuera de la puerta, tocó el timbre y se escondió rápidamente detrás de un arbusto. Cuando la mujer abrió la puerta comenzó a alabar a Dios por la milagrosa respuesta a sus oraciones. El ateo salió de detrás del arbusto y exclamó, “No fue Dios, fui yo. ¡Dios no tuvo nada que ver!”. La mujer inmediatamente juntó sus manos y comenzó a orar, “Señor, escuchaste mi oración. Conocías mi necesidad, y ¡hasta hiciste que el enemigo pagara la cuenta!”.

Abraza una vida santa… visita reflejandoadios.com.

Tags: ,

Agregue su comentario

MÁS POPULAR