PODCAST

Una Vida Compartida

Agosto 10th, 2011

SRD080811

Romanos 12:1-8

Bienvenido a Reflejando a Dios.

Ha habido diferentes etapas de mi vida en las que me hubiera gustado tener una carta de Dios, sellada e impresa con una gran D mayúscula. Podría seguir sus instrucciones específicas, y si alguien cuestionara mi razonamiento, simplemente le mostraría la carta.

Sin embargo, Dios parece querer algo más que obediencia ciega. Dios parece querer una vida compartida, a través de la cual conocemos y andamos en sus caminos. La carta sellada sólo demanda un cambio externo. Dios claramente desea una transformación interna. Esta transformación total incluye un

compromiso de por vida, una continua renovación de la mente y una vida de adoración de tiempo completo.

Esta vida compartida con Dios demanda que cada día me acerque a Dios para escuchar su dirección. Esto significa que ofrezco mi cuerpo, mente y espíritu en adoración a Dios, y ahí encuentro una profunda habilidad para escuchar la voz de Dios y discernir Su voluntad.

Abraza una vida santa… visita reflejandoadios.com.

Tags:

Agregue su comentario

MÁS POPULAR