PODCAST

Cuando Teníamos Cinco

Agosto 10th, 2011

SRD080711

Salmos 141

Bienvenido a Reflejando a Dios.

Las oraciones a la hora de dormir de mis hijos por lo general revelan mucho. Una noche, recuerdo a uno de mis hijos haciendo una oración como esta: “Querido Dios, ayúdame mañana a no acercarme a la caja azul de Guillermo. Ayúdame a estar lejos de sus cosas”. Esta es la versión de un niño de cinco años del Salmo 141. Mantén “mis ojos” puestos en ti (v. 8) y “no permitas que mi corazón se incline a la maldad” (v. 4), son frases poderosas que muchos de nosotros seremos beneficiados si las incluimos con más frecuencia en nuestras oraciones.

Para algunos de nosotros, esta oración es para mantenernos alejados de las cosas del vecino, para otros es pedir a Dios que nos ayude a no responder a los ataques del maligno, y para otros es una oración para no abrir nuestras vidas a prácticas destructivas. Para todos nosotros, es una oración para que nuestros ojos estén puestos en Dios, quien tiene el poder de ayudarnos a recibir la vida eterna.

Abraza una vida santa… visita reflejandoadios.com.

Tags:

Agregue su comentario

MÁS POPULAR