PODCAST

¡A Festejar!

Mayo 26th, 2011

SRD052611

Lucas 15:8-10

Bienvenido a Reflejando a Dios.

La voz de mi hermano se estremeció de emoción: “¡Tenemos una bebé!”. Tras varios años de esperar y luego de un aborto involuntario, mi hermano y su esposa decidieron adoptar. Esta no era una bebé cualquiera, ella fue escogida.

Todos queríamos cargar a esta preciosa niña, ella fue un regalo para toda la familia. Celebramos su llegada y estuvimos de acuerdo con mi hermano y su esposa en su elección. Todo el día estuvimos festejando.

Imagina la gran emoción en el cielo cada vez que un alma se une a la familia de Dios. Cada uno de nosotros somos adoptados, escogidos y rescatados a través del sacrificio de la cruz. El parentesco de un alma no se encuentra en el código genético, sino en las heridas del Salvador.

La familia de Dios se une a los ángeles en su regocijo y todo el cielo grita: “¡a festejar!”

Vive una vida santa… visita reflejandoadios.com.

Tags:

Agregue su comentario

MÁS POPULAR