PODCAST

Una Ciudad en la Montaña

Febrero 13th, 2011

SRD021311

Mateo 5:13-16

Bienvenidos a Reflejando a Dios.

Jesús llama a sus seguidores la sal y la luz de la tierra. Esto puede ilustrar que como la sal agrega preservación y sabor a la comida; los nuevos creyentes agregan sabor a la vida de otros, ayudándoles y compartiéndoles el amor de Dios. La sal también produce sed y las vidas de los creyentes deben de causar sed en otros para buscar el agua viva.

Sin embargo, la sal que ha perdido su sabor ha perdido una parte esencial de su naturaleza, dejándola sin propósito. Corremos el riesgo de perder nuestra efectividad cuando no vivimos como Cristo.

Los seguidores de Cristo también son la luz del mundo. Jesús es la luz del mundo y tenemos la luz de vida cuando le seguimos. Somos la luz que ilumina el camino hacia Dios. Los creyentes son como una ciudad en la Montaña, no pueden ser escondidos.

Abrace una vida santa…visite reflejandoadios.com.

Tags: ,

Agregue su comentario

MÁS POPULAR